Se avecina una fecha histórica para el Turismo Pista y los nombres propios que tomen parte de ella se siguen confirmando, siendo este el caso de Adrián Roux, que no pudo estar en la última carrera, pero ya tiene todo encaminado para volver en el marco de la primera visita de la categoría a Misiones.

Para cumplir con esta vuelta a la actividad, el piloto de Monte Grande seguirá siendo de la partida con el auto que utiliza habitualmente, contando siempre con la atención propia y el aporte de Sebastián Di Bella en lo que respecta al chasis. En tanto, Jorge Peyrou ya trabaja en el impulsor que llevará el auto en y sobre el que realizó trabajos de relevancia para tratar de exprimir el mejor andar posible.

Si bien el auto se encuentra en las instalaciones del Di Bella Sport, la intención es poder tenerlo a disposición en el comienzo de la próxima semana, programando las tareas finales en la estructura de Monte Grande, encarando el armado final y la puesta a punto rumbo a Oberá.

«Confirmamos el regreso en Oberá, donde llegaremos con la intención lógica de poder adaptarnos rápidamente a un trazado nuevo como así también a un auto que manifestará algunas modificaciones producto del trabajo llevado adelante por Sebastián Di Bella y los detalles que estaremos culminando en nuestra estructura previo a encarar el viaje a Misiones. Será una experiencia grata de protagonizar y trataremos que resulte del mejor modo», contó Roux, uno de los regresos que se anticipan para la octava fecha del año.

S.B