Pol Espargaró, que ya se perdió el año pasado el GP de Aragón por una lesión, se fue al suelo en la FP4 fracturándose el radio distal de la mano izquierda. El español protagonizó una fea caída en la curva 9, de bajada, saliendo por encima de su moto y golpeándose con violencia contra el suelo. Inmediatamente se llevó su mano derecha sobre la izquierda, con visibles muestras de dolor.

Evacuado en camilla y ambulancia del circuito hasta la clínica, en unas primeras pruebas no se pudo determinar el alcance de la lesión, pero tras una nueva radiografía el doctor del Mundial, Ángel Charte, confirmó la lesión. «Fue una caída fea. Tras realizarle pruebas detectamos que sufrió una fractura completa del radio distal, lo bueno es que parece que no hay desplazamiento», explicó el médico.

«Lo vamos a enviar a la Clínica Dexeus de Barcelona, donde le harán una radiografía y determinarán si tiene que pasar o no por el quirófano. No parece una gran lesión, pero la fractura existe», agregó Charte.

El piloto fue declarado no apto y se descarta su presencia el domingo en Motorland, donde tampoco estará Johann Zarco tras ser bajado de la moto. De este modo, KTM sólo dispondrá de un piloto, el probador Mika Kallio, para la carrera de Aragón.

S.B