Tras haber debutado con resultados que se fueron alternando entre buenos y adversos en las primeras fechas en las que el Fiat 500 fue de la partida, Leandro Elizalde se juntó con su grupo de trabajo y decidieron programar una prueba para ir sacando conclusiones y avanzando en el desarrollo de la unidad de la mano de Fernando Monti sumado a los motores provistos por Enrique Bustos.

Comprobado el avance en lo que respecta al rendimiento de su auto y con la fecha de Río Cuarto en el horizonte, el piloto El Palomar tomó la decisión de ser parte de la competencia que se avecina, optando de esta manera por su chance de evidenciar el salto de rendimiento cuando la categoría visite tierras cordobesas.

«Estaremos presentes en Río Cuarto, agradecemos a Fernando Monti y Enrique Bustos por todo lo que realizaron en materia de trabajo y desarrollo sobre este nuevo auto .Vamos sumando kilómetros y adquiriendo confianza para mostrar un nivel competitivo en la próxima fecha. La idea es ir creciendo y tomar parte de las competencias que restan», afirmó Elizalde, un regreso confirmado en la Clase 2 del Turismo Pista.

S.B