Gabriel Rodrigo, que regresará a la actividad en Misano tras su lesión, continuará junto al equipo Gresini Racing en la temporada 2020 de Moto3. El hispano-argentino sufrió una dura lesión con fractura de clavícula y de cadera durante la visita del Mundial de Motociclismo a Brno, República Checa, en agosto pasado, y está listo para volver a competir en Moto3 en Misano, del 13 al 15 de septiembre.

Sin embargo, esa no es la única buena noticia para Rodrigo por estas horas, ya que el viernes oficializó su continuidad con Gresini Racing para la próxima temporada de Moto3. «No podría estar más contento de seguir en este equipo: poder competir en 2020 con un equipo que me ayudó a crecer tanto y que cree plenamente en mí me enorgullece», aseguró Rodrigo.

«Este es un equipo ganador, y con la experiencia de este año y las carreras que quedan, estaremos listos para luchar por el título en 2020. Me gustaría dar las gracias a Fausto y al equipo por la confianza, y me gustaría recompensarlos de la mejor manera», agregó al respecto.

Rodrigo, quien debutó en 2014 en Moto3 y suma un podio, cuatro poles y tres récords de vuelta, se refirió a lo que debe mejorar para afirmarse definitivamente en el lote de punta de la categoría. «Tengo que aprender a gestionar las carreras en la parte delantera, era más fácil cuando era un ‘outsider'», reconoció.

Sobre su regreso a la competición en el Gran Premio de San Marino y lo que espera de aquí al final del año, el piloto de 22 años explicó: «Estaré 100 por ciento en forma. Tengo muchas ganas de volver a la pista, de continuar con mi curva de aprendizaje en la moto y con este equipo. Obviamente tendremos que tomarlo con constancia, evaluarlo todo y crecer poco a poco».

«Misano será especial y no veo la hora de correr allí. Necesitamos encontrar más consistencia: sabemos que somos rápidos, sólo necesitamos encontrar la mentalidad adecuada para gestionar mejor las carreras y seguramente estas siete carreras serán un buen campo de entrenamiento», finalizó.

S.B