Kimi Räikkönen perderá cinco posiciones en la grilla del Gran Premio de Italia por un reemplazo en la caja de cambios de su Alfa Romeo.

El finlandés se estrelló en la curva Parabólica en su primera tanda en la Q3, lo que provocó una bandera roja que costó la vuelta a otros pilotos. El duro impacto de la parte trasera significó que el equipo suizo no tuviera más opción que cambiar la caja de velocidads para la carrera.

Räikkönen no estableció un tiempo de vuelta y, por lo tanto, quedó en el 10º lugar, pero ahora arrancará 15º por la sanción. «Pagué el precio de mi error, lo cual es una pena, ya que el auto se estaba comportando bastante bien», reconoció Iceman.

«Hay mucho daño, así que tenemos que ver por dónde comenzaré mañana, pero tal vez el clima ayude y en condiciones mixtas aún podemos obtener un buen resultado. Definitivamente haré todo lo posible para recuperar terreno en la carrera», completó.

S.B