Joan Mir volverá a subirse a la Suzuki este jueves en el test de MotoGP, que se llevará a cabo en Misano. El piloto español se perdió las dos últimas carreras tras lesionarse en los ensayos de Brno, donde sufrió una dura caída durante las pruebas celebradas después del Gran Premio de la República Checa, el 5 de agosto.

El mallorquín se cayó durante la última hora de la sesión en la curva 1, al final de la recta, a 300 kilómetros por hora y terminó impactando contra la barreras de protección inflables. Tras el fuerte impacto, Mir fue atendido por los médicos en el propio circuito, donde se le diagnosticó un contusión pulmonar, por lo que fue evacuado en helicóptero al Hospital Universitario de Brno, donde pasó dos días en la unidad de cuidados intensivos y otros dos en sala normal antes de regresar a Barcelona.

Pese a que, inicialmente, se pensaba que el piloto de Suzuki no sufría nada grave, se descartó su presencia en el Gran Premio de Austria por precaución tras descubrirse una pequeña hemorragia en el pulmón. En un posterior examen los médicos vieron que la sangre no había sido reabsorvida, por lo que se descartó su presencia en el Gran Premio de Gran Bretaña, donde fue reemplazado por Sylvain Guintoli en el equipo japonés.

Según Motorsport, Mir está ya completamente recuperado de las lesiones sufridas en Brno. La pasada semana entrenó todos los días con normalidad, realizando ejercicios aeróbicos para recuperar la forma física y haciendo mucha moto, tanto supermotard como algo de motocross.

Por lo tanto, el campeón 2017 de Moto3 viajará este jueves a Misano, donde se celebran dos jornadas de test oficial hasta el viernes, previas al Gran Premio de San Marino que se disputará del 13 al 15 de septiembre, en el que se espera que tome parte ya con plena normalidad.

S.B