Los trabajos en los días previos cobrarán más importancia que nunca. Es que una precisa confección de la hoja de ruta podría marcar una gran diferencia en el próximo Rally de Neuquén, competencia que será nueva para la mayoría de los protagonistas del Rally Argentino. El séptimo desafío de la temporada tendrá ese condimento extra. Y la cita patagónica, que se disputará del 30 de agosto al 1 de septiembre, ya tiene confirmado su recorrido, para que pilotos y navegantes vayan imaginando y diagramando lo que les esperará.

Como ya es costumbre, el viernes (y mientras se completan los reconocimientos de los caminos que pueden iniciarse el jueves) se realizará el shakedown (de 13 a 16), mientras que a la noche el colorido se trasladará a la Rampa de Largada en pleno centro de la capital neuquina.

El sábado, la acción en los caminos se iniciará a las 9.23 con la PE1 Plottier Bombas – Plottier (de 12,90 kilómetros de extensión) y continuará con los sectores de El Cisne – Costanera Senillosa (16,85 Km) y Gasoducto – Ruta del Petróleo (9,35 Km). Tras reparar las máquinas en el Parque de Servicios (que estará en el Autódromo Parque Provincia del Neuquén, en la localidad de Centenario) se repetirán los pasos por esos mismos tramos, mientras el Día 1 se cerrará con la PE7 Periférico Autódromo (5,14 Km), bien cerca de la Asistencia.

Por su parte, el domingo las alternativas comenzarán a las 9.03 con la PE8 Tanques – Cantera (14,76 Km) y seguirá con los sectores de Mercado Concentración – Autódromo (9,96 Km) y Periférico Autódromo II (5,14 Km). Luego del paso por el Parque de Servicios, donde el trabajo quedará en manos de los mecánicos, los protagonistas volverán a acelerar en esos tres sectores cronometrados anteriores (y en el mismo orden) para completar la exigencia.

En definitiva, el Rally de Neuquén contará con la disputa de 13 pruebas especiales que totalizarán 137,92 kilómetros de velocidad (78,20 en la etapa del sábado y 59,72 en la del domingo).

S.B