Jorge Lorenzo está de vuelta. Las largas semanas de espera ya son historia y el piloto español podrá volver a la carga este fin de semana en Silverstone con motivo de la disputa del Gran Premio de Gran Bretaña para el MotoGP.

No será un regreso cualquiera. Después de perderse todas las carreras desde Assen por lesión, Lorenzo volverá a hacer acto de presencia en un circuito en el que ya ganó en tres ocasiones: 2010, 2012 y 2013. El precedente más cercano también invita al optimismo, ya que el ’99’ se hizo con la pole position el último año.

Ya pasaron casi dos meses de la desafortunada caída en los entrenamientos libres del viernes en Assen, que le costó al mallorquín su lesión en las vértebras. Un balance negativo que le hizo perderse en primera instancia la propia carrera holandesa y la cita de Sachsenring, en Alemania.

Tras las vacaciones de verano, sin embargo, Lorenzo tampoco pudo hacer acto de presencia en Brno ni Austria. Demasiado tiempo ausente para un campeón ávido de reivindicarse. «Es muy bueno volver al equipo Repsol Honda, hace mucho de la carrera de Assen», indicó al respecto.

El propio español confesó que le hubiera gustado «regresar antes», pero, al mismo tiempo, señaló la importancia de no forzar y la necesidad de apuntalar la recuperación en una zona tan delicada. «El tipo de lesión significó que tenía que tomarme mi tiempo», reconoció el piloto de 32 años.

Lorenzo, en ese sentido, aprovechó la oportunidad para reivindicar el esfuerzo realizado para llegar listo al próximo GP. «Estando lejos de las pistas trabajé duro para llegar lo más preparado posible a Silverstone, aunque sé que hará falta algo de tiempo para recuperar la velocidad», explicó.

Consciente de la necesidad de recuperar sensaciones de manera paulatina para volver a codearse con los pilotos más rápidos de la parrilla, el ’99’ se confiesa «satisfecho y preparado para estar de nuevo con el equipo», en su objetivo por «seguir mejorando y conseguir los resultados que sabemos que podemos lograr».

El tricampeón mundial de MotoGP se vio profundamente complicado por los últimos ceros que provocaron que se vea estancado en el campeonato, ya que tras 11 fechs disputadas, es 19º con un balance de 19 puntos. En Silverstone quiere colocar la primera piedra de una reacción que pueda darle alas de cara a final de temporada y renovar ilusiones para 2020.

S.B