El futuro de George Russell está vinculado a Mercedes. El británico, ganador el año pasado de la Fórmula 2 y debutante esta temporada en el Gran Circo al volante de un Williams, está dejando buenas sensaciones pese a no sumar ningún punto y encontrarse al fondo de la grilla carrera tras carrera.

Lps rumores, por supuesto, colocaron a Russell en alguna ocasión al frente del Mercedes que ocupa Valtteri Bottas hoy día, pero Toto Wolff, director de Mercedes, salió al cruce para negar la posibilidad de manera rotunda. «Creo que puede salir terriblemente malo para un piloto joven que tiene el talento de convertirse en campeón mundial arrojarlo pronto en un entorno en el que está el mejor piloto de su generación, un piloto que estuvo con nosotros durante siete años. No me gustaría quemar a George», aseguró.

Además, Wolff opina que Williams es un buen lugar para que el joven de 21 años siga creciendo. «Creo que está en un muy buen lugar en Williams. Les ayudó a volver a formarse, aprender y apreciar cuando un auto no funciona bien», analizó.

Sin embargo, el directivo reconoce en el caso de Max Verstappen una situación especial, ya que el holandés apenas vivió este proceso de adaptación al Gran Circo y se puso rápidamente a los mandos de un Red Bull, después de una breve estadía en Toro Rosso. «Estos muchachos llegan a la Fórmula 1 a una edad muy temprana. Max Verstappen es una excepción a la norma. Le dieron un contexto en Toro Rosso para aprender y poder cometer errores, y luego incluso en Red Bull se les dio la oportunidad de tener errores», sentenció Wolff.

S.B