Si bien se hizo esperar, el trabajo constante permitió que Fabricio Scatena estrenara en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires su flamante Chevrolet Corsa, teniendo por delante una experiencia totalmente inédita que tendrá lugar en el propio trazado porteño, escenario de la sexta fecha de la temporada y sobre un auto que espera ir desarrollando independientemente de las conclusiones que se llevaron del ensayo protagonizado días atrás.

La prueba se desarrolló con total normalidad, donde el entrerriano logró adaptarse rápidamente a las condiciones generales del auto y consiguiendo un rendimiento acorde con lo esperado, llegando a girar dentro de los tiempos lógicos y confirmando allí la presencia en el trazado porteño.

Confiado tras la primera puesta en pista, sólo resta llevar adelante un repaso general y acomodar el piso a la altura de la pedalera, corrigiendo un detalle menor y encarando de lleno la próxima fecha, donde la idea será comenzar a acercarse al mejor rendimiento posible.

«Me fui muy conforme de la prueba que desarrollamos el pasado fin de semana. El auto se comportó dentro de lo lógico, giramos la totalidad de vueltas previstas y sólo resta agarrar un poco más de confianza considerando las diferencias con la conducción del Ford Ka», expresó Scatena.

S.B