Jorge Lorenzo, quien se fracturó las vértebras D6 y D8 en Assen el pasado 28 de junio, prefirió no arriesgar y fijar su regreso para el Gran Premio de Inglaterra. Dos carreras, que se unen a las de Assen y Alemania y, por ahora, hacen un total de cuatro de baja para el mallorquín. «De vuelta en el gimnasio. No es un proceso de recuperación fácil, pero siento mejoras cada día», comunicó a través de las redes sociales.

Lorenzo y el equipo Honda lo consideran la decisión adecuada. De esta forma, el piloto español puede continuar con su recuperación y evitar riesgos mayores en las dos próximas citas del campeonato. El tricampeón de la categoría reina todavía continúa con algo de dolor y los movimientos en la moto siguen estando restringidos, por lo que el trazado inglés es ahora su nuevo objetivo.

El alemán Stefan Bradl, quien ya lo reemplazó en el Gran Premio de Alemania, volverá a subirse a la RC213V con los colores del equipo Honda. El piloto probador de HRC tenía previsto disputar la carrera en la República Checa como invitado, pero finalmente su plaza será liberada.

S.B

Compartir