Toyota reveló la versión actualizada de su TS050 para competir en la temporada 2019/2020 del FIA WEC. Una nariz más distintiva le da al auto un aspecto diferente a la versión anterior del TS050 que obtuvo el título en la pasada Supertemporada del Campeonato Mundial de Resistencia 2018/2019, mientras que la carrocería a ambos lados de la nariz fue movida hacia atrás.

El director técnico de Toyota Motorsport GmbH, Pascal Vasselon, señaló que la cuarta versión del TS050 no fue radicalmente diferente a su predecesora. «El cambio más obvio es la carrocería. Actualizamos la aerodinámica del auto y en otros lugares hay modificaciones menores para la confiabilidad. Las actualizaciones de este año son sobre la optimización de los detalles y la confiabilidad», comentó al respecto.

A su vez, Vasselon Afirmó que la tasa de desarrollo de los rivales no híbridos y privados de Toyota en la división LMP1 del WEC significaba que el equipo no podía detenerse. «Nunca subestimamos sus capacidades, por lo que necesitábamos mejorar continuamente nuestro paquete siempre que fuera posible, buscando que fuera eficiente», reconoció.

El último auto Toyota LMP1, que tendrá una imagen muy similar a la temporada pasada, se dio a conocer antes del inicio del prólogo de dos días que se disputará esta semana en Barcelona. Los dos TS050 se unirán a los dos LMP1 no híbridos de Rebellion Racing y LNT Team. En tanto, Rebellion comenzará la temporada en Silverstone en septiembre con sólo uno de sus R-13 con motor Gibson, mientras que Ginetta aún tiene que comprometerse a presentar dos de sus G60-LT-P1 con motor AER.

Un total de 30 autos figuran en la lista de inscriptos para la primera competencia, con ocho LMP2, seis GTE Pro y 11 GTE Am. El mismo número de autos está listo para competir en el prólogo, pero Aston Martin sólo estará presentando un auto en la clase GTE Pro.

S.B

Compartir