Sébastien Buemi obtuvo su primera victoria en la Fórmula E para Nissan y con ello se mantiene en la pelea por el campeonato para la carrera final en Nueva York.

La Fórmula E no defraudó en la primera competencia del ePrix de Nueva York. Acción, toques, Auto de Seguridad y el título que sigue en el aire hasta la última carrera del domingo.

Alex Lynn completó una sensacional largada, pasando a Pascal Wehrlein, Alex Sims y Daniel Abt para colocarse por detrás de Buemi. Mientras, el líder del campeonato, Jean-Eric Vergne, perdía dos posiciones, cayendo al 12º lugar.

Sam Bird tocó por detrás al Dragon de José María López en la curva cinco, y como consecuencia, Vergne se tocó con uno de los Jaguar, cayendo al 13º lugar, con su DS-Techeetah dañado, y teniendo que entrar en boxes. El otro Techeetah, al mando de André Lotterer, trompeó en la misma curva para evitar el contacto con el francés y vio destrozado su monoplaza. Mientras, Lucas di Grassi era 13º.

A 31 minutos del final, di Grassi superó a Robin Frinjs y Gary Paffett, y ya estaba en los puntos, pero necesitaba adelantar a otros cuatro autos para mantener vivo el campeonato.

Alex Lynn se quedó parado a 21 minutos del final, dejando vía libre a Sims para atacar a Buemi, y di Grassi ganaba una posición, colocándose 9º, pero virtualmente 8º, debido a los 10 segundos de sanción a Bird por el toque de la vuelta 2. Los comisarios lo pensaron, pero decidieron sacar el Auto de Seguridad a 19 minutos del final, agrupando a todos y preparando un final de ePrix de lo más emocionante.

Después de marcharse el Safety Car, Mitch Evans superó a Abt por el tercer puesto y el alemán cayó a la 9ª plaza, por detrás de di Grassi, llegando a tocar por detrás a su compañero de equipo, aunque sin mayores consecuencias.

A 10 minutos del final, Evans superó a Sims por el segundo puesto, mientras por detrás di Grassi ascendía al 7º puesto tras pasar a Maximilian Günther, que instantes después se tocaba con Edoardo Mortara y provocaba el abandono de ambos. El brasileño de Audi se colocaba 6º tras pasar a un Wehrlein que no tuvo su día. Vergne ya era 10º, después de todo, y tenía la vuelta rápida.

Di Grassi logró pasar a Bird en pista por el quinto puesto a un minuto del final y se pegó a Sims, que ya había sido superado por su compañero Da Costa. En la última vuelta, mientras ambos luchaban por la 9ª plaza, Felipe Massa y Vergne se tocaron, y el francés perdió varias posiciones, quedándose sin puntos y dejando todo abierto para el domingo. La final de las finales.

Vergne llega como líder a la última carrera con 130 puntos, frente a los 108 de di Grassi y los 105 de Evans. Los tres tienen opciones de título, con 29 puntos en juego el domingo (3 de la pole, 1 de la vuelta rápida y 25 de la victoria).

S.B

Compartir