Rich Energy anunció vía twitter que terminó con el contrato de patrocinio con Haas Fórmula 1, citando «un mal rendimiento». Un portavoz de Haas declinó hacer comentarios cuando se le pidió que confirmara que su patrocinador principal había intentado romper su acuerdo.

El anuncio extraordinario parece indicar el fin de la sociedad de Rich con el equipo estadounidense, que se había anunciado en octubre pasado. Esto se produce días después de que una orden judicial confirmara que Rich no podía usar su logotipo de ciervo después del 18 de julio porque infringió los derechos de autor de la compañía británica Whyte Bikes.

Además, el CEO de Rich, William Storey, debe proporcionar detalles de la producción de sus bebidas y el desempeño financiero de la empresa, incluida su relación con Haas, antes del 1 de agosto. Así dice el tuit: «Hoy Rich Energy terminó su contrato con Haas por su pobre rendimiento. Aspiramos a vencer Red Bull y estar detrás de Williams en Austria es inaceptable. Las políticas y la actitud de PC en F1 también está inhibiendo también nuestro negocio. Le deseamos lo mejor al equipo».

Esta noticia llaga como un balde de agua fría para Haas. Al parecer, no sólo perdió el apoyo continuo de su patrocinador principal, sino que la sugerencia de un pobre desempeño como excusa para rescindir el contrato es algo que el propietario del equipo, Gene Haas, probablemente no tomará a la ligera.

La primera asociación de Rich con la F1 se produjo el verano pasado cuando Storey intentó comprar el entonces equipo Force India. Más tarde, buscó un acuerdo de patrocinio con Williams, en el que Bernie Ecclestone tuvo una mano como intermediario.

Storey fue invitado por Williams al GP de Estados Unidos y debía firmar un acuerdo el domingo por la noche después de la carrera. Sin embargo, no se presentó en una cena con Claire Williams.

De hecho, poco después de terminada la carrera en Austin se reunió con el jefe de Haas, Guenther Steiner en el paddock. Un acuerdo para respaldar al equipo se anunció unos días después, justo antes del GP de México. Se cree que el acuerdo de Haas fue significativamente más barato para Rich que el acordado con Williams.

Rich tuvo un obstáculo legal cuando Whyte desafió su uso del logotipo del ciervo en el Tribunal Superior de Justicia del Reino Unido en un caso que nombró a Rich Storey y al diseñador del logotipo Staxoweb como coacusados.

En una sentencia emitida el 14 de mayo, la jueza Melissa Clarke respaldó a la compañía de bicicletas. También cuestionó la credibilidad de Storey como testigo, y señaló: “A menudo no contestaba las preguntas directamente, prefería pronunciar discursos sobre su visión de su negocio o, alternativamente, buscaba evadir preguntas hablando en generalidades o en la tercera persona. Sólo contestó varias preguntas cuando intervine. Tenía una tendencia a hacer declaraciones impresionantes, que en una mayor investigación o consideración no eran exactamente lo que parecían».

Y agregó: «Estoy satisfecha de que algunas de las pruebas del Sr. Storey eran incorrectas o engañosas y que él estuvo involucrado en la fabricación de documentos durante el curso del litigio para brindar apoyo adicional al caso de los Demandados».

S.B