Como siempre ocurre, correr en condición de piloto local genera motivación y expectativa aún mayor. A pocos kilómetros del Autódromo Rosendo Hernández (San Luis) reside Marcos Fernández, ganador del Gran Premio Coronación 2018 disputado en Viedma (Río Negro), el pasado 16 de diciembre. Una fecha antes, el piloto local estrenó junto a su hermano Sergio los Nissan March construidos por GR Competición y atendidos en la provincia sede del Gran Premio #EuroTallerArgentina por JF Racing, la formación familiar.

El 11 de noviembre de 2018 se escribía una nueva historia para JF Racing en su camino deportivo dentro del Turismo Nacional. Ese día, los dos Nissan March llegaban a pista completando un ansiado proceso de renovación para la formación puntana que al mes siguiente se anotaba en el extenso listado de ganadores con Marcos Fernández. “Como siempre, nuevamente correr en San Luis será importante para mí por todo lo que representa para un piloto ser local, y en este año por segunda vez, dado el inicio en La Pedrera.

Deportivamente hablando, el Nissan March funciona muy bien y eso nos genera una gran expectativa de cara a esta competencia. Avanzamos mucho en el desarrollo del auto y con un buen funcionamiento general hoy somos protagonistas en la Clase 2”, indicó el protagonista, hoy 8º en el Campeonato Argentino 2019 – Copa Fiat 100 años, Trofeo Ford Camiones, con 73 puntos.

“Lograr un podio en San Luis será inolvidable para mí. Con un poco de suerte y el buen funcionamiento de mi auto no veo lejano ese sueño”,aseguró Marcos Fernández, quien además de ganar el año pasado su primera carrera en el Turismo Nacional, logró ser el primero en hacerlo con un Nissan March, en su 12º carrera como vehículo homologado para la Clase 2. “Con el equipo tenemos todo listo. Solo queda por delante un fin de semana importante para nosotros porque correremos en nuestra provincia y por segunda vez, cosas que podemos vivir integrando el Turismo Nacional”, cerró el protagonista.
Prensa:TN