Esteban Guerrieri consiguió el último lugar del podio en la segunda carrera en Portugal del WTCR y amplió su ventaja en el campeonato. Mikel Azcona logró la victoria en la carrera 2 del WTCR en en Vila Real, donde el español de PWR Racing aprovechó al máximo la táctica «Joker Lap» para ganar por primera vez esta temporada con su Cupra.

Al inicio de la carrera, el ganador de la pole, Ma Qing Hua, mantuvo su posición con el Alfa Romeo Giulietta Veloce, manteniendo a Esteban Guerrieri, el Honda Civic Type R, y a Azcona detrás de él. Néstor Girolami logró quitarle el décimo lugar a Attila Tassi y Frédéric Vervisch el duodécimo a Kevin Ceccon.

En la tercera vuelta los competidores iniciaron el uso de la vuelta joker. Los integrantes del equipo Mulsanne esperaron, Guerrieri no, lo que permitió que Azcona saltara al segundo lugar, pegándose a los escapes de los Mulsanne-Romeo hasta la vuelta 6, cuando con un «recorte perfecto» precedió a But en la elección «Joker Lap». Este último lo descartó en el siguiente giro, pero cometió un error al frenar, permitiendo que el campeón 2018 del TCR Europa tomara la delantera de la carrera para ganar por primera vez en el año con una sólida ventaja sobre Ma.

Guerrieri logró el tercer puesto, que tiene un valor incalculable para el argentino en términos del campeonato, ya que su rival directo, Norbert Michelisz, tuvo una carrera para el olvido.

Al final, Catsburg también esperó mucho antes de hacer la «vuelta de Joker» y esto le permitió a Jean-Karl Vernay traer el Audi RS 3 LMS del Leopard Team WRT cuarto, por delante del holandés de BRC-Lukoil.

S.B