Hayden Paddon regresará al Campeonato del Mundo de Rallyes en el Rally de Finlandia del mes que viene, al mando de un M-Sport Ford Fiesta WRC. El neozelandés cerró el acuerdo a finales de la semana pasada y probará el auto poco antes del inicio del rally de Jyväskylä.

Paddon admitió haber perdido el asiento en Hyundai después de que su antiguo equipo eligiera a Craig Breen para la próxima fecha, y ya no quería esperar más su regreso al WRC. «Fue muy duro estar sentado en casa viendo cómo se desarrolla el WRC este año, especialmente porque sé que podemos dar un alto nivel. Después de las noticias de Hyundai Motorsport de la semana pasada, decidimos hacer que las cosas que nos gustaban, ya que no vamos a conseguir nada si nos quedamos sentados», explicó el kiwi.

Paddon se puso en contacto con M-Sport, el equipo con el que debutó con un World Rally Car con un Fiesta RS WRC en el Rally de España en 2013, y tenía un acuerdo cerrado en dos días. «Obviamente, estoy muy contento de volver al WRC y de trabajar con M-Sport. Parece que todos estamos en la misma sintonía, incluso en estos tramos, que es un lugar fantástico para estar», agregó al respecto.

El neozelandés perdió su asiento en Hyundai cuando Sébastien Loeb se unió al fabricante coreano para esta temporada y su última participación con un i20 Coupe WRC le valió el segundo puesto en el Rally de Australia, en noviembre. Desde entonces, Paddon no dejó de participar en un programa de pruebas del Campeonato de Rallyes de Asia Pacífico y Nueva Zelanda, el más impresionante de los cuales fue una victoria por siete minutos en el Rally South Canterbury el mes pasado.

Paddon rindió homenaje a Hyundai Nueva Zelanda por su apoyo en su decisión de manejar un Ford Fiesta WRC en la próxima prueba del WRC. «Tengo que dar las gracias al equipo de Hyundai Nueva Zelanda, que sigue apoyándome plenamente. El hecho de que nos hayan permitido aprovechar esta oportunidad dice mucho de lo mucho que apoyan mi carrera y mis aspiraciones. Es realmente gratificante», agradeció el piloto de 32 años.

Por otra parte, Paddon, que estará copilotado por John Kennard en su búsqueda de un final entre los cinco primeros, no se desalienta al aprender a manejar un coche nuevo en el rally más rápido de la temporada. «Vamos a dar el 110 por ciento. Obviamente, estar fuera de la competición del WRC durante ocho meses nos pone un poco atrás, pero tanto John como yo estamos seguros de que podemos saltar, prepararnos bien y estar cerca de la cabeza. Un top cinco sería la expectativa mínima de mí mismo, pero como siempre, estaré presionando por más», expresó el ganador del Rally de Argentina en 2016.

«El objetivo final es volver al WRC con más regularidad en 2020. Estoy en una buena fase en este momento. Todavía tengo mucho que sé que puedo lograr en el WRC, sólo necesitamos esa oportunidad», añadió Paddon.

Richard Millener, director de M-Sport Ford WRT, también se pronunció al respecto. «Es fantástico ver a Hayden de vuelta al Campeonato Mundial de Rallyes de la FIA, y todos estamos encantados de ver lo que puede hacer al volante del Fiesta. Es un ganador real del rally, y es fantástico para nosotros tener un piloto de su calibre mientras nos fijamos la vista en otro gran rendimiento», aseguró.

«El acuerdo se hizo rápidamente, así que es genial que hayamos sido capaces de hacer algo a corto plazo. Hayden es extremadamente decidido y tiene el potencial para ofrecer un rendimiento realmente emocionante. Como todos los fanáticos de los rallyes, estoy deseando verlos a él y a John de vuelta en el campeonato», concluyó Millener.

S.B

Compartir