Luego de no haber tomado parte del paso por Paraná, Adrián Roux tiene todo en condiciones para estar volviendo a la Clase 2 del Turismo Pista, en lo que será la primera incursión de la categoría en San Nicolás, siendo de la partida con el mismo auto que viene utilizando.

Con una fecha que dejó pasar, el tiempo de receso resultó más amplio de lo habitual, para llevar adelante distintos trabajos sobre el Chevrolet en cuestión, destacando que se revisó el chasis de forma completa como así también la selectora. Sumado a ello, se trabajó en la tapa del motor tratando de exprimir la mayor potencia posible y que termine de enviar al piloto de Monte Grande a los puestos de relevancia dentro de la divisional intermedia.

«No pudimos estar presentes en la última carrera y se ha trabajado de manera intensa sobre el auto para ser protagonistas. La tapa del motor fue el eje de los cambios en dicho aspecto y también se encontraron puntos a mejorar sobre el chasis. Vamos a San Nicolás tratando de acortar diferencias con los primeros planos y encontrar ese salto que nos falta para terminar de redondear una actuación entre los protagonistas de relevancia», contó Roux.

S.B