En el Alifraco Sport comenzaron, en las últimas semanas, el trabajo sobre el Hyundai Veloster que utilizó Pablo Otero durante las últimas fechas del campeonato 2017 y las primeras de 2018, con el objetivo de colocar en pista este vehículo en el Autódromo Rosendo Hernández de San Luis, escenario de la sexta cita del calendario, a disputarse entre el 12 y 14 de julio.

Pedro Gentile será quien maneje esta unidad, lo que permitirá el regreso a la actividad del piloto nacido en Banfield, participante en 11 competencias entre 2017 y 2018, disputando su última prueba el pasado 21 de octubre, en el Autódromo Parque Ciudad de Río Cuarto. Con el Tito Bessone Toyota Team, Gentile disputó un 10 competencias en la Clase 3 entre el 25 de febrero y el 21 de octubre de 2018, obteniendo un séptimo puesto como mejor resultado final en el Autódromo Provincia de La Pampa.

En este nuevo proyecto con el Alifraco Sport, el esquema de trabajo del equipo estipula la realización de una prueba en la semana previa a la competencia, luego de la medición de potencia del motor, que proveerán Luis y Mario Riva. “Estamos trabajando en el auto, con el objetivo de estar presentes en San Luis; al día de hoy dependemos de la evolución del trabajo planteado en el chasis y en el motor para confirmar nuestra presencia en la próxima fecha. En los próximos días mediremos la potencia del motor para conocer los parámetros y luego continuaremos con el trabajo previsto con el equipo, dependiendo del resultado de dicha medición. Por delante tenemos una buena oportunidad para competir en el Turismo Nacional y no queremos desaprovecharla”, indicó Gentile, que utilizó en su anterior etapa en Clase 3 un Seat Leon, con el que debutó el 3 de diciembre de 2017 en el Autódromo Juan Manuel Fangio de Rosario.

S.B

Compartir