Jean-Eric Vergne, líder del campeonato, se llevó la superpole del ePrix de Berna mientra que Lucas di Grassi, su escolta en el torneo, fue 19°. José María López se ubicó 14°.

Jean-Eric Vergne (DS Techeetah) obtuvo la superpole del ePrix de Berna con un tiempo de 1.18.813, superando claramente por 3 décimas a Mitch Evans (Jaguar), que saldrá desde la primera fila, mientras que Sébastien Buemi (Nissan) y Pascal Wehrlein (Mahindra), ambos a 3,5 décimas de la referencia, saldrán desde la segunda fila de la parrilla. La superpole la completaron Maximilian Gunther (Geox Dragon) y Sam Bird (Virgin), a medio segundo y 7 décimas, respectivamente.

La sesión de la superpole se completó sin incidentes, Vergne salió quinto a pista logrando marcar el mejor tiempo y soportando el ataque final de Evans, que había logrado el mejor tiempo en la clasificación pero que no pudo mejorarlo en la vuelta definitiva, quedándose en la segunda plaza.

En la clasificación previa, Evans, con el Jaguar, había quedado adelante (1.18.897) con más de tres décimas de ventaja sobre Vergne (DS Techeetah) y Wehrlein (Mahindra), que fueron segundo y tercero. El grupo de seis pilotos que completaron el pase a la disputa de la superpole fueron Buemi (Nissan), Gunther (Geox Dragon) y Sam Bird (Virgin), que dejó fuera de la clasificación definitiva al Audi de Daniel Abt por algo más de una décima.

André Lotterer, tercero en el campeonato, clasificó en la octava posición en tanto que Lucas di Grassi, segundo en el torneo, apenas alcanzó la 19° posición.

Por su parte, el argentino José María López, quien había sido séptimo en los entrenamientos previos, clasificó en el 14° lugar en una apretada sesión que lo vio quedar a menos de tres décimas de avanzar a la superpole.

S.B

Compartir