José María López largará junto con sus compañeros del Toyota #7 en la pole position en Le Mans, por delante del Toyota #8 de Fernando Alonso.

Toyota consiguió un esperado 1-2 para las 24 Horas de Le Mans, después de una clasificación final interrumpida que impidió que los vehículos lograran sus giros definitivos en la primera parte de la tanda. Las condiciones cambiantes al inicio de la sesión significaron que la mayoría de los LMP1 salieron rápido a pista en temperaturas más frías.

Pero un fuerte accidente para el # 81 MTEK BMW M8 GTE de Nicky Catsburg en las chicanas Ford causó una zona lenta con apenas 11 minutos en la sesión de dos horas. Hasta ese momento, ninguno de los dos Toyota había mejorado sus tiempos.

Esto significó que la mejor vuelta de Kamui Kobayashi de 3m15.497s, establecido en la sesión de clasificación anterior fue suficiente para sellar la pole position para el Toyota #7, por delante de su prototipo hermano manejado por Kazuki Nakajima.

Ambas entradas de SMP Racing lograron hacer una vuelta rápida antes del choque de Catsburg.

Egor Orduzhev ganó la batalla dentro del equipo al colocar al # 17 BR Engineering BR1 en el tercer lugar gracias a su giro de 3m16.159s, que se ubicó a 0.662s de lo realizado por el poleman.

El ex piloto de Fórmula 1 de McLaren, Stoffel Vandoorne, estuvo cerca de poner el auto # 11 SMP por delante, pero apenas logró una vuelta de 3m16.665s.

S.B