Ferrari no espera mejoras, al menos en el futuro inmediato, que cambien el rumbo de lo que está sucediendo, pero tampoco se dan por vencidos. El equipo pasó de haber establecido el ritmo en la pretemporada a no ganar hasta ahora alguno de los seis Grandes Premios del año, quedando con una diferencia de 118 puntos por detrás de Mercedes.

Aunque Ferrari llevó mejoras aerodinámicas a los GP de Azerbaiyán y España, y también aceleró un nuevo motor para el evento de Barcelona, ​​el director del equipo, Mattia Binotto, reconoció que no había nada similar planeado para el GP de Canadá este fin de semana o el futuro inmediato. «Sabemos que no somos lo suficientemente competitivos en este momento y, por el momento, no tenemos más cambios en el auto que tendrán un efecto significativo en los problemas que encontramos desde el inicio de la temporada», agregó el directivo.

Ferrari cree que su problema clave es que no puede conseguir el rango de trabajo de los neumáticos porque su automóvil no genera suficiente carga aerodinámica. Ante esta situación comenzó un mayor desarrollo en la fábrica de Maranello para investigar nuevos conceptos que podrían ayudar, pero ese trabajo aún se encuentra en sus primeras etapas.

Binotto advirtió después de la última carrera en Mónaco que no cree que haya ninguna «solución mágica» en Canadá, pero se mostró optimista de que «Montreal es una pista diferente, con una configuración diferente, diferentes compuestos, diferentes configuraciones», situaciones que podría funcionar a favor de Ferrari.

También subrayó que Montreal no era «la última carrera», enfatizando que Ferrari aún tenía tiempo para darle vuelta a la situación. Ferrari puede tener una mejor oportunidad de pelear ante Mercedes en Montreal porque las largas rectas del Circuito Gilles Villeneuve se adaptan perfectamente a la ventaja de velocidad punta del equipo italiano. Pero la falta de curvas de alta potencia puede causar algunas dificultades para Ferrari, especialmente ante bajas temperaturas. Preguntado por Motorsport si sentía que Canadá ofrecía motivos de optimismo, Binotto respondió: «Creo que es muy difícil juzgar”.

«Creo que estaremos en mejor forma en comparación con Barcelona, ​​pero creo que [Mercedes] todavía tiene el mejor auto y el más fuerte en este momento. Creo que todavía son los que deberían estar por delante, pero tal vez la brecha sea más cercana. Si hay alguna oportunidad, estaremos listos para aprovecharla», explicó.

Mercedes no se dirige a Canadá creyendo que es el claro favorito, ya que es consciente de lo fuerte que fue Ferrari en Montreal el año pasado. El jefe de Mercedes, Toto Wolff, también se pronunció al respecto. «Todas las carreras son un gran desafío. Mónaco tradicionalmente no es nuestra mejor pista desde el punto de vista histórico, y sabíamos por la lentitud en la curva que vimos en Barcelona que teníamos una oportunidad», aseguró.

«Pero Mónaco fue diferente otra vez. Desde el desempeño del auto, en una sola vuelta, definitivamente fuimos los más rápidos, pero en Montreal [Ferrari] fueron geniales el año pasado», completó.

S.B