El Director General del Toyota Gazoo Racing, Darío Ramonda, dialogó con Pole Position por Radio Cooperativa AM 770, donde se refirió a la actualidad de su equipo, el presente del Súper TC2000, los cambios reglamentarios y si hay un piloto número en la escudería.

«A la categoría la veo bien en el sentido de haber asumido un desafío técnico importante. Había que llegar con tantos cambios y eso fue posible. También creo que es enorme el cambio de los impulsores porque era imposible seguir conviviendo con los que usamos hasta el año pasado por todas las dificultades que estaba generando en cuanto a confiabilidad, durabilidad y particularmente de paridad. La demostración más clara de que estuvo bien pensado este cambio fue que la ejecución haya sido posible. Fue un gran desafío, pero los equipos técnicos de cada una de las marcas demostró su solvencia y capacidad para realizarlo, y se logró», aseguró acerca de las modificaciones técnicas para la categoría.

Además, Ramonda profundizó sobre la actualidad del Súper TC2000. «Se manifiesta una cierta disparidad. Con Julián Santero tuvimos buenos resultados en las tres primeras competencias del año. En el caso de Matías Rossi perdimos el resultado de dos carreras por distintos problemas, recién en la tercera mostramos el nivel del equipo y logramos el triunfo. De arranque hubo una brecha con otros equipos porque el automovilismo es así, pero ha ido acortándose. No puede haber una gran diferencia que permanezca en el tiempo porque vamos a perjudicar el espectáculo, pero seamos prudentes porque hay un tiempo para que las cosas sucedan. No me niego a hacer esa búsqueda», explicó.

En el mismo sentido se refirió a posibles cambios reglamentarios. «Los lastres serían una solución de coyuntura, pero si en una nueva reunión se resuelve por unanimidad, sería un recurso posible que no confunde tanto al público como sí las alteraciones de la grilla. Podría favorecer a mejorar el espectáculo, pero tenemos que ser prudentes», sugirió.

En tanto, el director del Toyota Gazoo Racing analizó la actividad del viernes en Rosario, donde los seis primeros del campeonato sólo podrán girar durante la última parte de la prueba. «El hecho de que por ser un circuito nuevo se haga un entrenamiento adicional el viernes acá va a ser diferenciado, y beneficia a algunos y perjudica a esos seis Está pensado para se mejore la competitividad, en todo caso. Esto fue decidido en una reunión interfábricas, se aprobó por unanimidad y eso ya es el aval suficiente para que se implemente. Me parece bien porque en algún punto debemos ordenarnos», reconoció.

Por otra parte, Ramonda aclaró la situación dentro de su estructura. «Hoy hay dos pilotos que tienen distintas trayectorias dentro del equipo. Matías Rossi va a cumplir 10 años y Julián está en su segundo año. Los dos pilotos tienen el mismo auto y la misma asistencia, y ambos tienen la más absoluta libertad para competir, inclusive entre ellos, en la medida que tengamos el cuidado de no poder en riesgo un resultado para la marca. Nuestros pilotos salen a competir entre ellos, no hay una orden previa», aseguró.

«En El Villicum, cuando faltaba 10 vueltas, mi instrucción fue que se respetaran las posiciones y no pusiéramos más en riesgo un resultado tan extraordinario como salir primero y segundo. Pero si en algún momento del campeonato, uno de los dos pilotos está perfilado y el otro no, vamos a darle el apoyo al que tenga la chance», agregó.

Por último, Ramonda se refirió a los aspectos a mejorar y qué espera para este fin de semana. «En Rosario deseo que el espectáculo mejore, que todos los equipos mejoren y que tengamos un buen evento. Es un lugar donde es muy bueno que la categoría esté llegando. Hay una cuestión con el parque. Esperemos que pueda crecer de a poco. Hay una cuestión en el país y el automovilismo no puede sustraerse a eso. Está faltando un poco de desarrollo y evolución, pero siempre hay una oportunidad de mejorar», concluyó.

S.B

Compartir