Los dos Toyota quedaron separados por solamente una décima de segundo al en el final de la primera sesión oficial de pruebas para las 24 Horas de Le Mans.

Sébastien Buemi fue el más rápido al volante del Toyota TS050 HYBRID #8 con un registro de 3m21s875 marcado al final del entrenamiento de cuatro horas de duración. Eso lo colocó delante del Toyota #7 con el cual el argentino José María López había liderado la mayor parte de la sesión con una vuelta de 3m22s027.

Esos tiempos pueden compararse con la marca de 3m21s468 con el cual Fernando Alonso lideró el clasificador la primera mañana de pruebas el año pasado en Le Mans, cuando los Toyota tenían diez kilos menos de peso.

Gustavo Menezes se colocó como el mejor del resto detrás de los Toyota al volante del Rebellion-Gibson R-13 #3. Su vuelta de 3m23s926 lo dejó por delante de los dos autos de SMP Racing BR Engineering, que terminaron en la cuarta y quinta posición.

Vitaly Petrov fue el cuarto más veloz con un registro de 3m24s389, apenas poco más de una décima por delante de lo conseguido por Stéphane Sarrazin para quedar quinto

S.B