Tras haber alcanzado el título dentro de la Clase 1 del Turismo Pista, Lucas Bayala optó por dar el paso rumbo a la divisional intermedia y rápidamente va haciendo realidad sus planes, habiéndose dado el gusto de subir al podio en una ocasión sumado haberse quedado con un lugar entre los diez destacados en la pasada competencia, lo que le permitió ascender hasta el quinto lugar del campeonato.

Con el fin de concretar un salto de rendimiento que permita terminar de acortar la brecha con los primeros planos del campeonato y dar disputa en función del títuloo, el piloto de Tandil tomó la decisión de comenzar a contar con los impulsores de Juan José Cassou sobre su unidad, tratando de que allí se centren las esperanzas de concretar su primera victoria en la Clase 2, siendo clave para seguir animando el campeonato.

«A partir de esta competencia optaremos por los motores de Cassou. Esperamos dar un salto que nos está faltando para pelear de lleno la chance del campeonato, la idea es achicar diferencias y poder ir en busca del triunfo que se negó hasta el momento. El auto anda muy bien y no estamos tan lejos de la posibilidad de la victoria que estamos buscando», analizó Bayala.

S.B

Compartir