Thed Bjork logró su segunda victoria del año secundado por su compañero Yvan Muller. Dos sanciones tras la Clasificación 1 cambiaron el panorama de la parrilla. Ehrlacher, 4º, recibió 5 puestos de penalización por un toque con Farfus. También el líder del campeonato, Néstor Girolami recibió la misma sanción por adelantar bajo bandera roja. Un cambio de motor en el Volkswagen de Rob Huff le mandaba al fondo de la grilla.

También hubo un cambio inmediato en el Equilibrio de Prestaciones que afectó a los Lynk & Co. Tras haberles aumentado el lastre en 10 kilos y llevada la potencia del motor al 100%, el departamento técnico, tras la exhibición en la Clasificación 1 decidió quitarles los 10 kilos y reducir la potencia del motor al 97,5%.

Los coches chinos han hecho salidas muy buenas toda la temporada, y en Zandvoort no fue una excepción. Sin embargo Priaulx fue algo lento lo que permitió a Azcona ponerse 3º. Kristoffersson intentó pasar también al de Lynk & Co pero Priailx se defendió bien y mantuvo la 4ª posición. Vernay perdió posición con Ehrlacher y Catsburg se la ganó a Leuchter.

Pronto el patrón de la carrera quedó establecido. Bjork y Muller en tandem, Azcona aguantando el ritmo a duras penas y Priaulx retrasándose y creando un tren detrás de él donde la leña apareció pronto. El líder del campeonato circulaba 17º mientras Guerrieri ya era 12º con su Honda. Michelisz pasaba un infierno y caía hasta la 18ª plaza perdiendo 5 puestos de golpe por un pinchazo lento.

A mitad de carrera Bjork abrió un hueco con Muller que tuvo que pasar a modo defensivo frente a Azcona. Priaulx mantenía la 4ª posición con Kristoffersson, que había ganado dos puestos a Ehrlacher y Bennani, 5º. Leuchter, Vervisch y Catsburg completaban los 10 primeros en ese punto de carrera.

En Hyundai y su equipo BRC no ganaron para disgustos. A los problemas de Michelisz se unió Farfus con problemas en su parte delantera y Tarquini con una penalización de 5 segundos aunque circulaba fuera de los puntos.

Azcona jugó a darse aire y atacar en un par de ocasiones pero no pudo con el 4 veces campeón del mundo. Thed Bjork sumaba la victoria con el francés secundando el podio y el doblete.

Priaulx aguantaba los embates de Kristoffersson hasta la última vuelta. En ella el sueco de Volkswagen, y 3 veces campeón del mundo de rallycross, le pasó. Bennani (VW) y Ehrlacher (Lynk & Co) llegaron en 6ª y 7ª posición con Lecuhter (VW), Vervisch (Audi) y Catsburg (Hyundai) completando los 10 primeros.

S.B