Si bien el aprendizaje y la sumatoria de kilómetros se encuentra garantizada para Nicolás Bulich, la intención de poder seguir en crecimiento de mantiene latente. Luego de analizar lo que dejó la carrera pasada se tomó la decisión de llevar la unidad a la estructura de Pepe Martos, quien brindará asesoramiento sumado a la realización de la suspensión del Toyota Etios.

Sumado a ello, Juan José Cassou encontró puntos de mejorado en el motor, visitando el banco y cumpliendo con esta premisa para tratar de crecer en competitividad rumbo a la próxima carrera. Tomando como referencia estas mejoras, el propio piloto de Junín se encuentra confiado de poder llevar su unidad a los primeros planos de una Clase 3 del Turismo Pista en la que se encumbra sumando sus primeras competencias y con la intención lógica de seguir afianzándose.

«Tomamos la decisión junto con Pipi Prochietto de llevar el auto a las instalaciones de Martos, que nos brindará un asesoramiento y realizará algunos retoques en suspensión tratando de generar un salto de calidad. Sumado a ello, Cassou detectó puntos de mejora y esperamos ser protagonistas en la próxima fecha», expresó Bulich al respecto.

S.B