La carrera de Mónaco marcará la primera aparición del compuesto C5 en la temporada de la Fórmula 1, el más suave en el rango de Pirelli en 2019. Con el desgaste mínimo de los neumáticos en Mónaco, y un sólido desempeño de clasificación tan importante como lo es en cualquier otro lugar del calendario, los equipos abandonaron en gran medida los neumáticos C3 y C4, más duros, en favor del C5.

Los dos Red Bull de Max Verstappen y Pierre Gasly, así como los pilotos de Ferrari, Charles Leclerc y Sebastian Vettel, tendrán cada uno 11 juegos del neumático disponible en Monte Carlo, dejándolos con sólo un juego del medio C4 y uno del duro C3.

Los dos equipos son los únicos en la que realizaron una selección tan extrema, con la mayoría de los equipos, incluido Mercedes, líder en el campeonato, seleccionando 10 juegos de los blandos. Para el par de Mercedes de Valtteri Bottas y Lewis Hamilton, esto les proporcionará un conjunto adicional del compuesto medio.

Williams y Racing Point seleccionaron la menor cantidad de juegos de neumáticos blandos con nueve para cada uno de sus pilotos, con Williams optando por tres juegos del medio.

S.B