Este fin de semana se disputa la segunda fecha del campeonato del Súper TC2000 en General Roca, Río Negro, donde el equipo Chevrolet iba a poner sus cuatro autos en pista.

Alessandro Salerno, piloto que fue confirmado ya dentro del equipo, no había estado en la primera fecha porque estaban terminando los trabajos en la unidad.

El auto ya estaba listo en el box junto con el piloto, cuando la categoría le informa que el motor no era el asignado para esa unidad y que no tenia uno para ese auto.

Alessandro Salerno: “El auto ya estaba alineado y con todas las pruebas de cuando armas un auto nuevo, cuando la categoría nos pide el motor. No sabemos bien la razón, si es que no hay motores de repuesto o no hay motores en general pero la realidad es que el auto ya estaba listo con el motor puesto y todo”

C. L