Amaury Sport Organisation (ASO) y el gobierno de Arabia Saudí presentaron este jueves su primer proyecto conjunto, tras la firma del acuerdo por cinco años hace unas semanas.

El primer Dakar que se celebrará en Oriente Medio arrancará el 5 de enero desde la ciudad costera de Yeda hasta el 17 de dicho mes. Tras 12 etapas  recorrerán 9.000 kilómetros y una jornada de descanso, verá la meta en Al Qiddiya, el gran proyecto de entretenimiento y deporte que el gobierno saudí comenzó a construir a principios de 2019.

El recorrido contará con gran variedad de terrenos, pero la protagonista volverá a ser una vez más la arena, cómo ya vimos en Perú el pasado enero. No obstante, las zonas montañosas y de pista también se dejarán ver durante las primeras jornadas.

El día de descanso será el 11 de enero en la capital del reino saudí, Riad. Allí los competidores llegarán tras una semana con una primera parte en la que se encontrarán con el desierto de Rub Al-Khali.

«África, América… y Oriente Medio. Para un explorador nato como el Dakar, se abre un tercer capítulo fascinante y emocionante en partes iguales. En el país más extenso de la región, las posibilidades de trazar un recorrido exigente, equilibrado y variado son prácticamente infinitas. No cabe duda de que el reto deportivo que estamos construyendo para la 42ª edición estará a la altura de esa libertad de creación que nos brinda este territorio gigantesco que aúna desiertos, montañas, cañones, valles e incluso zonas costeras», comentó David Castera, nuevo director de la carrera.

Los reconocimientos para diseñar el recorrido del primer Dakar del cambio de era se realizarán antes de junio, debido a las altas temperaturas que sufre el país durante esos meses del año. 

Además, el Dakar celebrará tres citas para presentar su nuevo proyecto a competidores, equipos y preparadores a lo largo del mes de mayo. La primera será el 15 de mayo en París, la segunda el 22 en Varsovia y se cerrará el ciclo en Buenos Aires a finales de mes.
A.C.

Compartir