Tras más de cinco horas de vista, el tribunal de la Corte de Apelación de la FIM deliberará estos días acerca de la legalidad del apéndice de Ducati para pronunciarse antes del próximo miércoles. La reclamación impuesta en Losail por Aprilia, Suzuki, Honda y KTM mantiene la etiqueta de provisional al triunfo logrado en la primera cita del Mundial de MotoGP por Andrea Dovizioso, a la espera de una sentencia firme que debe ver la luz el lunes o martes de la semana que viene, pero en cualquier caso antes del Gran Premio de Argentina, programado para el fin de semana que viene.

El proceso, que tuvo lugar en la sede de la FIM en Mies (Ginebra), comenzó a las 11 y terminó poco antes de las 18, con una pausa para comer a las 14. El tribunal, formado por un presidente, el indio Anand Sashidharan, y los letrados Lars Nilsson (sueco) y Sakari Vuorensola (finlandés) recapitularon a partir de todo el material recogido –la fecha para presentar documentos se cerró el martes–, tanto de la parte demandante (Aprilia, Suzuki, Honda y KTM) como de la demandada (Ducati).

Cada una de las marcas estuvo representada por uno de sus ejecutivos. Massimo Rivola, Administrador Delegado de Aprilia y principal abanderado de las causa, se presentó en Suiza como integrante del constructor de Noale. Alberto Puig, team manager de Honda defendió los intereses de la compañía del ala dorada a la vez que Davide Brivio y Mike Leitner fueron los encargados de representar a Suzuki y a KTM, respectivamente. Suzuki y Aprilia compartieron el mismo abogado, mientras que KTM y Honda fueron cada una con el suyo.

Por parte de Ducati asistieron Gigi Dall’Igna, su Administrador Delegado, y Fabiano Sterlacchini –los dos que ya trataron con el panel de comisarios en Losail– quienes trataron de argumentar la legalidad del deflector.

A la espera de conocer el fallo definitivo, la sensación de alguno de los presentes este viernes en Mies es de un triunfo moral por parte de Ducati. La clarificación que Danny Aldridge, Director Técnico del Mundial, mandó a los equipos el 2 de marzo parece de alguna forma hacer muy difícil que la parte demandante pueda demostrar que la pieza en cuestión no entra dentro del reglamento.

Ese extremo, sin embargo, no implica que se trabaje en un futuro más o menos próximo para tratar de limitar o erradicar esa deriva de desarrollo de elementos aerodinámicos. Lo que sí dejaron claro los cuatro equipos de la parte demandante es que en ningún caso pretenden arrebatarle el triunfo a Dovizioso.

S.B