El Gran Premio de Argentina es especial para Valentino Rossi y el italiano se está preparando a fondo tanto en el MotorRanch como en el Circuito de Misano junto a Franco Morbidelli y Pecco Bagnaia.

La última carrera ganada por el piloto de Yamaha fuera de Europa data del 19 de abril de 2015, en Termas de Río Hondo. Desde entonces, el piloto de Tavullia consiguió cinco victorias, todas ellas en territorio europeo (Assen, Silverstone, Jerez, Barcelona y de nuevo en Holanda, su última victoria, el 2017).

Desde la llegada del Gran Premio de Argentina al calendario de MotoGP en 2014, el trazado de Termas se convirtió en territorio Rossi, por la pasión de los seguidores argentinos, en su inmensa mayoría fans del italiano, y él siempre respondió con grandes actuaciones. En 2014 terminó cuarto, el año siguiente se llevó la victoria, mientras que en 2016 y 2017 cruzó segundo bajo la bandera a cuadros.

La victoria de Rossi en 2015 y su imagen en el podio vestido con la camiseta albiceleste de Diego Armando Maradona ya forman parte de la memoria colectiva del campeonato, como aquella pancarta en las gradas de Termas: “Valentino, el viento es viejo pero sigue soplando”.

La leyenda de Rossi en Termas, se asocia también a su lucha sin cuartel con Marc Márquez. La irrecuperable relación entre ambos pilotos, que tuvo su explosión en 2015, nació por una acción en el trazado argentino, cuando ambos luchaban por la victoria y un toque entre la Yamaha y la Honda terminó con el español por los suelos. Una historia que tuvo segunda parte la pasada temporada, cuando fue esta vez Márquez, que en medio de una remontada imposible, tocó la moto del italiano en un adelantamiento, culmiando con Rossi por los suelos.

En este contexto, Valentino sabe de la importancia que tiene la carrera que se celebrará el próximo 31 de marzo en Termas, y de lo vital de conseguir una victoria para su objetivo de recuperar una corona mundial que no gana desde hace 10 temporadas. El propio piloto italiano mostrói en sus redes sociales la intensidad del trabajo que está realizando esta semana para preparar la cita argentina.

El martes subió fotos entrenando con los jóvenes pilotos de la VR46 Riders Academy; mientras que este miércoles, junto a los pilotos de MotoGP de su circulo íntimo, Franco Morbidelli y Pecco Bagnaia, se trasladó al Circuito Marco Simoncelli, de Misano (donde se celebra el Gran Premio de San Marino en septiembre) para entrenar en pista, al manillar de una Yamaha R1, la moto que el fabricante japonés utiliza en el Mundial de las motos derivadas de serie, el WorldSBK.

Rossi quiere llegar listo a Termas, un circuito en el que sabe que los pronósticos están muy abiertos y puede tener su gran oportunidad, no en vano en los últimos cuatro años ganaron pilotos distintos y el italiano siempre estuvo entre los protagonistas.

S.B