Robert Kubica afirmó que no se arrepiente en absoluto de haber vuelto a la Fórmula 1, pese a las dificultades a las que se enfrenta el equipo Williams.

Williams tuvo un comienzo de año difícil, con su nuevo FW42 siendo terminado tarde y siendo, por lejos, el auto más lento de la categoríaa. Pero aunque Kubica quiere algo más que simplemente completar el pelotón en la F1, señaló que la satisfacción personal de haber regresado a competir en la máxima categoría luego de su lesión y la diversión que obtiene al manejar superan los aspectos negativos de su situación actual.

Consultado por Motorsport, el polaco se expresó al respecto. “No, porque al final tomé la decisión después de pensar durante más de seis semanas el año pasado. Sabía que sería un reto extremadamente difícil para mí volver a estar en un deporte tan competitivo y estar en la grilla, y sabía que podría ser difícil para Williams. Pero no esperaba venir a Australia tan desprevenido”, aseguró.

“Eso no es desde un punto de vista físico, sino por falta de tiempo en pista. Para mí, antes de las pruebas, Barcelona sería el día más importante de los últimos ocho años como piloto, aunque no como persona, ¡eso fue cuando estaba el hospital y no podía caminar! Como piloto, no hubo en mi vida días de pruebas más importantes desde el punto de vista del piloto como Barcelona. Por desgracia, no funcionó. Así que me puso en una posición difícil, pero de alguna manera tengo que pasar por ello aquí, en Bahrein, y probablemente durante un par de carreras más”, reconoció el piloto de 34 años.

Asimismo, Kubica se refirió a sus expectativas futuras. “Espero y, por lo que puedo ver, creo que no puedo arrepentirme. Aunque tuve problemas aquí (en Australia), igual lo disfruté, lo cual es una gran diferencia en comparación con hace mucho tiempo. ¡Una gran diferencia! Es probablemente porque sé de dónde vengo. No soy un tipo emotivo, pero al final, después de la carrera, para mí, fue un gran logro”, aclaró.

Después de haber completado un fin de semana de carrera en el que los escépticos sugirieron que podría tener dificultades, Kubica señaló que probablemente nunca será capaz de silenciar totalmente los interrogantes que lo rodean después de la lesión en un brazo que sufrió en un accidente de rally en 2011. Sin embargo, el polaco tiene claro que volvió a la F1 porque nunca se habría perdonado si hubiera rechazado la oportunidad para llevar una vida fácil. “Al final, debido a mis limitaciones, tengo que mostrar siempre más que los demás, porque la gente siempre pone interrogantes”, aseveró.

“Lo único que puedo hacer es intentar hacer mi trabajo lo mejor que pueda e intentar irme de todos los Grandes Premios con aspectos positivos y negativos. No creo que pueda haber cosas 100% positivas. Siempre puedes hacer mejores cosas. Incluso si estás ganando carreras, siempre puedes mejorar. Sabiendo cómo cambió la F1, creo que soy lo suficientemente honesto conmigo mismo como para juzgar correctamente lo que tengo que aprender, dónde tengo que aprender y dónde tengo que mejorar. Creo que sólo este enfoque me ha llevado de vuelta a la F1 y a seguir luchando”, agregó el polaco.

“De lo contrario, para mí habría sido mucho más fácil hace seis años aceptar las oportunidades que tuve en GT3 o DTM, disfrutar, tener menos estrés y probablemente divertirme más con la conducción, porque probablemente estaría luchando definitivamente por mejores posiciones. Pero de alguna manera hay una razón por la que estoy aquí. Y puede ser que al final del año me arrepienta de algo, pero una cosa que no lamentaré es intentarlo. Muy simple”, completó Kubica.

S.B