Kevin Benavides había sido sancionado en la Etapa 7 por llevar notas extra en su roadbook, pero la Federación Francesa de Motociclismo le dio la razón y recuperó el top 5 obtenido en la última edición del Dakar.

El pasado 15 de enero, los comisarios deportivos de la categoría Motos habían sancionado con tres horas a Benavides por contar “con notas adicionales en el depósito de combustible”. El artículo 17P2.3 del reglamento sufrió una modificación tras la Etapa 2 del Dakar 2019 (8 de enero) en la que se especificaba: “la adición de cualquier información en el roadbook —CAP (rumbo), indicaciones geográficas, distancia o puntos GPS— diferente a la que el propio libro de ruta lleva y a la que el equipo de inspección previa ofrece está estrictamente prohibida”.

Y otra aclaración el mismo día de la sanción a Benavides, tras la Etapa 7: “en la máquina o en cualquier parte del cuerpo o vestimenta del piloto o cualquier parte”. Este movimiento trataba evitar el uso de los famosos mapmen (profesionales que analizan el recorrido de cada etapa el día antes) entre los equipos de la carrera, después de que la organización revisara los libros de ruta de los primeros coches y motos y viera que todos llevaban anotaciones extra en la segunda etapa.

“Hemos constatado –fotos incluidas– que Kevin Benavides contaba con notas adicionales en el depósito, que escondió en la salida de la especial, pero que, a posteriori, utilizó durante la carrera. Consideramos que esta actitud constituye una evidente conducta antideportiva. Conforme lo anunciado al principio del rally, esta infracción supone una sanción de tres horas”, comunicó entonces la Dirección de Carrera.

Dos meses después, el Tribunal de Disciplina y Arbitraje de la Federación Francesa de Motociclismo, ente federativo responsable del Dakar, le quitó la razón a los comisarios de la carrera y devolvió las tres horas al salteño, que quedó finalmente clasificado en la 5ª posición de la general.

El fallo anula la decisión del jurado de la categoría Motos del Dakar 2019 “al considerar que Kevin Benavides no infringió el reglamento de la carrera”. La FFM considera que el añadido del día 15 de enero se realizó después de acabada la etapa y por ello aquella jornada Benavides no quebrantó ningún artículo de la normativa vigente en ese momento.

El argentino ya dejó claro a Motorsport en la meta de Pisco: “Creo que esta es una carrera demasiado profesional, y las personas que están en el jurado no lo son. Actuaron de una manera muy amateur, se contradijeron con el mismo reglamento que hicieron. Esto demuestra que las cosas no pueden ser así”.

“Creo que ASO tiene que observar un poco ese tema y que haya personas que entiendan y sepan muy bien de carreras, porque se toman decisiones absurdas. Vienen, te dicen una cosa y te dicen que todo está ‘ok’. Vienen, te sacan un aditivo y al otro día te ponen una penalidad por una ley que fue posterior. ¿Cuándo se ha visto eso? No tiene sentido, así que seguramente lucharemos para ganar la apelación. Si nos devuelven las tres horas simplemente será un cuestión de honor para Honda y para mí”, había expresado el salteño al respecto.

S.B

Compartir