Sigue la mala racha para Jorge Lorenzo. El español continúa perseguido por las lesiones. Hoy el mallorquín se sometió a un chequeo más profundo del realizado en el circuito de Losail y las pruebas confirmaron que sufre una fisura en una costilla. El propio piloto informó de su nueva dolencia en las redes sociales. Ahí también confirmó que la recuperación suele llevar tres semanas o un mes, pero que estará en Termas de Río Hondo a pesar de que la proxima cita del Mundial de Moto Gp, es en sólo dos semanas. “Daremos todo en Argentina”, escribió. El pentacampeón del mundo ya se temía lo peor en Qatar el pasado fin de semana. Corrió y él mismo hizo saber, que estaba muy incómodo. “Notaba un un dolor inmenso” cada vez que me movía. Todo sucedió después de la caída”, decía refiriéndose al fuerte accidente que sufrió en el tercer entrenamiento libre. A raíz de él se fue a la clínica móvil y a la propia clínica del trazado. Los médicos del Mundial le hicieron una radiografía, pero no detectaron nada. “Tiene una contusión dorsal post traumática debido al golpe que sufrio, pero la radiología es completamente normal. Con lo cual, con “anti inflamatorios y fisioterapia, va a estar todo bien “, dijo el doctor Ángel Charte.
PD.

Compartir