El primer tramo del Rally de México, que se debía de celebrar por las calles de la ciudad, fue cancelado este jueves por la noche por razones de seguridad, ya que una rampa del salto situado poco antes de la llegada se dañara.

Esapekka Lappi había sido el más rápido en la especial de 1,14 kilómetros con su Citroën C3, pero el tramo se vio interrumpido antes de que comenzaran los líderes del campeonato, Ott Tänak, Thierry Neuville y Sébastien Ogier. Todavía no se tomó ninguna decisión sobre si conceder un tiempo teórico a los que no pudieron disputarlo o si neutralizar el tramo por completo.

El salto a medida estaba situado a sólo 100 metros de la llegada y varios pilotos, especialmente Lappi y Andreas Mikkelsen, sufrieron aterrizajes con la trompa después de haberlo atacado agresivamente. La especial se detuvo después de que Kris Meeke marcara el tercer mejor tiempo con su Toyota Yaris, a 0,6 segundos de Lappi y a 0,5 segundos del Hyundai i20 de Mikkelsen.

El salto dañado no pudo ser reparado y se realizó una inspección de seguridad en el tiempo disponible, por lo que los organizadores decidieron cancelar la especial por motivos de seguridad. La acción se reanudará el viernes con dos bucles cerca de Guanajuato, llevando el rally a sus mayores altitudes. Un pequeño tramo urbano asfaltado al borde del parque de asistencia de León divide la etapa, y dos pasadas en el circuito de carreras de la ciudad cierran el día. Las ocho especiales tienen una longitud de 114,19 km.

S.B