Mauricio Lambiris prepara un cambio para su futuro dentro del Turismo Carretera en el área de motores. Ante algunos inconvenientes periféricos que ha tenido la planta impulsora preparada por Julián Adamo, y que en el banco de pruebas mostró un muy buen rendimiento, el piloto uruguayo tomó la decisión en conjunto con el equipo de Omar Martínez de llevar una planta impulsora a lo de Rody Agut, quien la estará preparando para que Mauricio pueda correr probablemente con la misma en Concepción del Uruguay, con una prueba previa para chequear el funcionamiento.
“Es cierto que fuimos al banco de pruebas de Rody (Agut) con Julián Adamo, y la potencia del motor fue muy buena. También es cierto que dejamos un motor para que pueda armarlo y ver a qué resultado llega él. Por lo poco que entiendo, creemos que hay algún periférico que no permite que la verdadera potencia del motor se plasme en pista. Por eso optamos por la opción de Rody para que arme su conjunto y ver cómo funciona. Hoy no tenemos nada definido ya que no decido solamente yo, sino el dueño del equipo, pero todos queremos lo mejor y estamos en búsqueda de mejorar la performance. Si el motor de Rody funciona mejor, lo pondremos. Quiero dejar en claro que el motor que prepara Julián tuvo una medida muy buena en el banco. El cambio de hacerse sería por alguna cuestión periférica si se hace”, expresó Lambiris.
“La idea antes de Concepción es ir a probar. Puede estar el problema en algo periférico del motor, o también puede estar en el auto. En caso de ensayar voy a ir con un motor y voy a mantener esa decisión. Rody armará su conjunto y veremos si funciona de la mejor forma en pista”, cerró Mauricio, dando a entender que optará por la opción del preparador de San Martín, buscando una nueva apuesta que le permita elevar en rendimiento.

Compartir