A poco de que el Turismo Carretera arribe a Centenario (Neuquén) para disputar la segunda fecha del campeonato, la cual será “especial” debido a que va a haber cambio de neumático al igual que el año pasado, Lionel Ugalde pasa horas y horas junto a sus mecánicos para terminar el Torino, marca favorita del marplatense y que optó por subirse a ella tras 15 años con Ford.

En diálogo con Pole Position, el piloto de 45 años no confirmó si llega a la provincia neuquina ya que el auto está “prácticamente terminado para pintar, siempre que se trabaja con un auto 0km aparecen algunas cosas pero estamos trabajando mucho para poder ir a probar e ir a Neuquén. Si no llegamos para la prueba, vamos a trabajar para regresar en la tercera fecha”.

“El objetivo es tener un auto que me permita pelear alguna carrea y ganarla, pero no es mi propósito ganar la Copa de Oro. Primero porque no tengo dinero para hacerlo y segundo porque hay 7 u 8 pilotos que poseen un presupuesto muy superior al mío y por lo tanto tienen un desarrollo mayor que yo, aun yendo a correr con lo mejor”, explicó el subcampeón 2011.

Refiriéndose al pase de marca que solicitó en diciembre y que sorprendió a muchos hinchas e incluso corredores, Ugalde expresó: “Decidimos hacer el pase a la marca de los amores, no quería dejarlo para nada adelante y para ser competitivo debía pensar en hacer una inversión. Ahí se me ocurrió la opción de Torino, porque si invertía en un Falcon me gastaba los últimos cartuchos y anulaba la posibilidad de cumplir el sueño de subirme a un toro. Tengo 45 años y no me quedan muchos años más corriendo en el TC”.

El 3 de marzo es la visita de “la máxima” al trazado sureño donde Ugalde consiguió un triunfo en el año 2010. En caso de que no esté presente en Neuquén, seguramente lo estará para la tercera cita del calendario y ahí comenzará una nueva temporada para el piloto de Mar del Plata dentro de la categoría más popular del país en la cual debutó en febrero de 2004 y obtuvo 6 finales, 17 series, 5 pole position y 17 podios.
I.M.