Los organizadores del Gran Premio de México y el gobierno de la capital del país analizan otras opciones para conservar la carrera de Fórmula 1 en el Autódromo Hermanos Rodríguez. Luego de los comentarios del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, sobre el futuro del Gran Premio, las autoridades de la capital del país, y el promotor del evento, Grupo CIE, buscan otras alternativas para asegurar la continuidad de la carrera.

El Gran Premio de México regresó al calendario de la F1 en 2015, con un contrato de cinco años que vence en la edición de 2019. Justo en el marco de la edición 2018, el grupo CIE informó que el 28 de febrero es la fecha final para renovar el contrato y tener asegurada una fecha en el próximo calendario. Después aún habría opción, pero México tendría que competir ante otros posibles interesados.

Sin embargo, el presidente de México sostuvo el martes en su conferencia de prensa matutina que no podía asegurar que el Gran Circo continuara visitando al país norteamericano. «No sé cómo estén los contratos de F1, si no están firmados ya no vamos a poder», aseguró.

Ante esta situación, el grupo CIE prefirió no emitir declaraciones, pero horas más tarde, a través de su agencia de relaciones públicas señalaron que «mantenían las conversaciones con el Gobierno», pero también «analizaban alternativas viables». El mandatario del país indicó que si el evento cuenta con capital privado no habría inconveniente para seguir. «Si no implica dinero, yo avalo, estoy de acuerdo», afirmó.

Por su parte, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, apuntó por la tarde del martes que trabaja junto a CIE para encontrar alternativas y mantener la carrera. «Es algo que es benéfico para la ciudad en términos de turismo, pero al mismo tiempo, representa una cifra muy onerosa», reconoció.

«Seguimos en charlas junto con quien administra la Fórmula 1, como concesión, para ver si a través de mecanismos de financiamiento de otros patrocinadores pudiera disminuirse el costo para la ciudad», agregó la mandataria.

Según datos publicados por el diario Reforma en México, en la edición 2018 del Gran Premio de México, el gobierno federal aportó 20 millones de dólares para la organización de la prueba.

S.B

Compartir