Williams espera tener listo todo para que el miércoles el nuevo Williams pueda girar por la tarde en Barcelona luego de todos los retrasos que sufrieron. Los preparativos de la pretemporada del equipo se vieron afectados por los retrasos en el proceso de construcción, lo que obligó a no sólo cancelar un shakedown planeado, sino también a perder los dos primeros días de la pretemporada de esta semana.

Después de un esfuerzo gigantesco en la fábrica de Grove del equipo para terminar el monoplaza, la escudería planea volar el auto a Barcelona esta noche. Una portavoz del equipo sostuvo que esperaba que el auto llegara temprano el miércoles por la mañana y, si los preparativos de la pista iban bien, entonces podrían comenzar a probar por la tarde. «Es probable que nuestro auto llegue al circuito entre las cuatro y las cinco de la mañana de mañana», aseguró el equipo en un comunicado.

«Obviamente, todavía habrá mucho por hacer, pero trabajaremos lo más rápido que podamos. Sin embargo, es poco probable que se ejecute antes del almuerzo», reconocieron desde la escudería con sede en Grove.

Las dificultades en Williams, que se desprenden de una campaña decepcionante en 2018, suscitaron preguntas sobre el futuro de su jefe técnico, Paddy Lowe.

S.B