Williams está sufriendo para terminar la construcción de su FW42 y tuvo que cancelar el shakedown planeado previo a los test, antes de anunciar el fin de semana pasado que se perdería el primer día de pruebas. Sin embargo, el monoplaza todavía se estaba terminando en la sede del equipo en Grove el lunes por la mañana.

Eso llevó a las dudas de que Williams no pudiera transportar el auto a Barcelona a tiempo para comenzar las pruebas el martes por la mañana, como se esperaba. La directora del equipo, Claire Williams, ahora reconoció que el equipo duda que vaya a estrenarse antes del miércoles. «Parece más probable ahora que no estemos en condiciones de salir a la pista hasta el miércoles como muy pronto», indicó al respecto.

«Esto obviamente es extremadamente decepcionante, pero desafortunadamente es la situación en la que nos encontramos. Vamos a poner el FW42 en la pista tan pronto como sea posible», aseguró la directiva.

La noticia significa que Williams está a punto de perderse, al menos, la mitad de la primera prueba y el 25 por ciento del tiempo total en pista de pretemporada. Es un golpe temprano en su intento por recuperarse de una mala temporada 2018 en la que cerró el campeonato de constructores, ya que el equipo tiene una alineación de pilotos completamente nueva para 2019 y aún está por verse cómo se reparten cualquier test que hagan esta semana.

Robert Kubica y George Russell debían compartir la sesión del lunes, con Russell y el piloto reserva, Nicholas Latifi, convocados para manejr el martes. Se esperaba que Latifi y Kubica compartieran sus obligaciones el miércoles antes de que Russell reemplazara a Latifi para el último día.

S.B