Ni un día libre. Ni una jornada sin viaje. Así lleva Fernando Alonso el arranque de 2019, con la victoria en las 24 Horas de Daytona, seguido de la triple jornada de test con Toyota en Sebring de cara al WEC y ahora de vuelta a McLaren en los días previos a la presentación del MCL34 que tendrá lugar el jueves.

El piloto español estuvo en la mañana del sábado en la sede del equipo McLaren en Woking, a las afueras de Londres, ya que sigue siendo piloto de la escudería (con quien va a competir en las próximas 500 Millas de Indianápolis) y además tiene previsto realizar una toma de contacto con el MCL34 en los test de Montmeló que arrancan el 18 de febrero y donde Carlos Sainz será el primero en hacer debutar el auto.

Todavía no está claro si el asturiano realizará media jornada de test, unas horas o cómo será su aporte, aprobada por Zak Brown en la última cita de Abu Dabi y a la que los pilotos están encantados de que se produzca.

S.B

Compartir