Brendon Hartley será uno de los cuatro integrantes de simulador con los que contará Ferrari en 2019. El piloto neozelandés había sido despedido de Red Bull luego de sólo una temporada completa en la F1 con Toro Rosso, una acción que recientemente afirmó fue el resultado de un plan que comenzó durante el fin de semana del Gran Premio de Mónaco a principios de año.

El ganador de las 24 horas de Le Mans y el monarca del Campeonato Mundial de Resistencia no habían comunicado ningún plan para 2019 hasta ahora, donde se confirmó que será parte del equipo de desarrollo de Ferrari. La marca italiana necesitaba reemplazar a dos pilotos clave en el simulador simulador a partir de 2019, después de que Antonio Giovinazzi y Daniil Kvyat obtuvieran asientos de tiempo completo en Sauber y Toro Rosso, respectivamente.

De esta manera, Hartley formará parte de un equipo de simulador de cuatro pilotos en Ferrari, tres de los cuales serán nuevos en el programa. Pascal Wehrlein ya fue confirmado, luego de que Motorsport revelara que estaba programado para unirse a la Casa de Maranello y trabajar en paralelo con su campaña de Fórmula E con Mahindra, al igual que el ganador de la Fórmula 2, Antonio Fuoco. Ellos se unirán al experimentado piloto de desarrollo, Davide Rigon.

“Nuestro equipo contrató a cuatro pilotos con talento, que poseen una sensación innata, con una sólida comprensión de los autos de carrera y las pistas. Estas son exactamente las cualidades requeridas en el hábil papel de conducir en un simulador, una de las piezas vitales de un equipo de F1 hoy”, afirmó Mattia Binotto, el nuevo director de la escudería italiana.

S.B