Álex Rins y Joan Mir dieron un nuevo paso en el camino hacia el estreno de la nueva temporada de MotoGP. La pareja española del equipo Suzuki Ecstar presentó la GSX-RR para 2019 apenas unos días antes de ponerla a prueba en el esperado test de Sepang.

El equipo japonés, que siguió los pasos de Petronas Yamaha SRT, Repsol Honda y Mission Winnow Ducati, no realizó una presentación con señal en directo, pero ofreció numeroso material audiovisual, así como declaraciones de pesos pesados del equipo y, especialmente, de los dos pilotos españoles.

Las últimas semanas de trabajo han permitido que Suzuki desarrolle un interesante paquete técnico con el que contarán Rins y Mir desde principios de temporada, que dotará a la moto de una mayor potencia sin pérdida de tracción y una mejora sustancial del comportamiento de la moto en las curvas.

El Líder de Proyecto, Shinichi Sahara, destacó el positivismo que impera en el seno del equipo y confesó su expectativa por alcanzar “un nivel competitivo” tras mejorar el paquete técnico. Sahara confía completamente en la pareja española y espera mucho de ella.

Rins “tiene las herramientas para lograr la victoria que tanto deseamos”, explicó, antes de eximir de presión a “un joven talento” como Mir y ensalzar la figura de Guintoli como probador, así como al resto de probadores que han trabajado en Hamamatsu.

La satisfacción por haber gestado “un paquete efectivo” es compartida por el Director Técnico, Ken Kawauchi, que detalló que la fábrica japonesa ha desarrollado una nueva especificación del motor y una evolución del chasis, además de “mejoras en la electrónica y en el carenado”. Una evolución que casa con la filosofía del equipo, en la que se aparcan las reconstrucciones bruscas y se aboga por “crecer paso a paso sobre lo logrado” previamente.

El Team Manager de Suzuki Ecstar, Davide Brivio, tampoco escatimó elogios a la hora de valorar el potencial de la pareja de pilotos españoles, haciendo hincapié en la importancia de la continuidad de Rins en el proyecto: “Tiene la frescura mental de los jóvenes, pero también la consistencia y la sabiduría de sus experiencias de los últimos dos años”. La apuesta también es total por las aspiraciones de Mir, sobre el que se confía ciegamente en su “gran talento”.

Los cinco podios cosechados por Rins el pasado curso han dejado huella en Suzuki. El piloto español espera que el paquete de mejoras desarrollado en Japón le permita “seguir mejorando”. Su invierno ha sido “muy intenso”, necesario, al fin y al cabo, para llegar al test de Sepang con la sensación de poder ir un paso más allá: “Este es un año importante, porque en 2018 pudimos demostrar que podemos luchar constantemente por el podio. Ahora es el momento de ir a por el premio mayor: la victoria”.

Mir, por su parte, pese a su sólido papel en los test de Valencia y Jerez, mantiene un discurso prudente, sabedor de que Suzuki Ecstar le respetará durante su fase de aprendizaje. El piloto balear ha trabajo a fondo la forma física durante invierno y no esconde que está “muy emocionado” por volver a rodar.

“Todavía necesito muchas más horas sobre la moto. Hay muchas cosas que todavía tengo que entender para ser aún más efectivo, pero me siento muy apoyado por el equipo y confío en su gran experiencia para mejorar, y también para aportar mis propias mejoras a mi moto”, expresó Mir, que no siente “ninguna presión” pero tiene “un objetivo claro” para el nuevo año: “Terminar la temporada con una diferencia menor respecto al ganador que tras la primera carrera”.

S.B