No fue una carrera fácil de ninguna manera para el equipo, que hizo su debut en la categoría de autos deportivos más avanzada de Estados Unidos, luego de haber puesto en pista al Cadillac DPi-V.R por primera vez recién hace un mes.

Después de que el piloto titular Agustín Canapino enfrentara un problema electrónico en el acelerador antes de que la bandera verde saliera para dar partida a la carrera de 24 horas y que lo obligara a largar último entre 47 autos, el equipo se recuperó en pista para trepar al 10º lugar en apenas 30 minutos gracias a la impresionante conducción de Canapino, quien tuvo que comenzar la carrera desde Pit Lane.

Desafortunadamente para el equipo liderado por Ricardo Juncos, ese no sería el último de sus problemas. Después de hacerse cargo del mando Kyle Kaiser en la tercera hora de la carrera, el piloto que correrá la temporada completa con Juncos Racing, Will Owen, sufrió la pérdida total de la energía eléctrica en el auto por causas ajenas a su conducción al salir de los pits, cuando transcurrían 3 horas y 47 minutos después de la carrera.

Luego de que el equipo lograra remediar el daño eléctrico, el motor se puso en marcha otra vez y volvió a la pista con el austríaco René Binder al volante, cuando iban 4 horas y 20 minutos de carrera, en el puesto 11 de la categoría y a 16 vueltas de los líderes.

A pesar de perder más tiempo con los líderes debido a otros problemas pequeños, así como enfrentar condiciones de diluvio en las últimas etapas de la carrera, todo el equipo más los pilotos Canapino, Kaiser, Owen y Binder no se rindieron y siguieron presionando, registrando tiempos de vuelta similares a los pilotos que lideraban y a los equipos oficiales. Finalmente, el Juncos Racing completó 555 vueltas y se clasificó octavo en DPi y 30º en la general cuando se decidió dar por finalizada la carrera de 24 horas unos 11 minutos antes de finalizar el tiempo, debido a las muy malas condiciones climáticas, que provocaron innumerables accidentes.

El equipo de Juncos Racing volverá a la pista con su Cadillac DPi-V.R el próximo mes en el autódromo Sebring International Raceway para las 12 Horas de Sebring, que se correrán el 16 de marzo de 2019.

Ricardo Juncos, propietario del equipo: “La carrera de 24 horas es tremenda, exigente, es todo lo que puedas imaginar. Y sobrevivimos… Hasta que uno no tiene la oportunidad de ser parte de esta carrera en esta increíble pista, no entiendes todo y recién cuando entras en ella, ahí te das cuenta lo gigante que son las 24 Horas de Daytona. Quiero agradecer a todos en el equipo, ya que han estado trabajando arduamente durante los últimos meses para encaminarnos a tiempo para las Rolex 24. Quiero agradecer a mi familia y a las familias de todo nuestro equipo por su comprensión y apoyo, ya que pasamos mucho tiempo fuera de casa para que este grupo de ingenieros, pilotos y mecánicos se uniera. Quiero agradecer a todos nuestros pilotos Kyle (Kaiser), Rene (Binder), Will (Owen) y Agustín (Canapino) por su esfuerzo este fin de semana. No cometieron absolutamente ningún error, y fue increíble que para tres de los cuatro pilotos era la primera vez que estaban en Daytona y compitiendo en IMSA. Finalmente, quiero agradecer a Cadillac por su colaboración y apoyo, ya que han estado allí en cada paso con nosotros y nos han ayudado enormemente en los últimos tres meses. Aprendimos mucho y tenemos mucho en qué trabajar, pero eso es lo que sucede cuando estás creando un nuevo programa de carreras en un equipo. Siempre puedes ser mejor y eso es lo que nos obligaremos a hacer cada día”.

Agustin Canapino (Arrecifes, Argentina): “Quisiera comenzar felicitando a Ricardo Juncos y al equipo de Juncos Racing. También me gustaría agradecer a Cadillac por su victoria en Daytona. Esta carrera fue un desafío para todos, desde los pilotos hasta el grupo de ingenieros y mecánicos. Realmente fue la química que creamos como grupo la que nos ayudó a luchar hasta el final. Nos enfrentamos a muchos factores diferentes durante las 24 horas, pero también aprendimos mucho y obtuvimos una gran experiencia. El equipo hizo un trabajo increíble cada vez que el auto volvió a la pista para que pudiéramos terminar la carrera. Esta competencia fue muy importante para mí y para mi carrera deportiva. Estoy muy agradecido por la oportunidad de trabajar con un equipo tan talentoso y por aceptarme en su familia. Espero en el futuro volver con Juncos Racing, así que trabajaremos arduamente para que esto suceda. Quiero agradecer a YPF, Banco Patagonia, Martino Sosa y Chevrolet de Argentina por su apoyo y por hacer realidad mi sueño de correr en la Rolex 24 en Daytona”.

Will Owen (Castle Rock, Colorado): “A pesar de que no era la forma en que queríamos concluir el fin de semana aquí en la Rolex 24, tenemos muchos aspectos positivos para destacar. Fue un placer trabajar con Cadillac, Juncos (Racing) y Michelin. El conjunto que teníamos para la carrera fue rápido y competitivo. Los problemas desafortunados que enfrentamos durante el fin de semana estaban fuera de nuestras manos, sin embargo, el equipo los manejó y volvió a poner en pista el auto cada vez. A pesar de que perdimos muchas vueltas, terminamos la carrera, lo cual fue muy importante. Tengo que agradecer al equipo por armar este programa y a Ricky (Juncos) que inició esto y a todos los que trabajaron tan arduamente desde agosto de 2018 para llegar a este fin de semana. No nos estamos enfocando en qué lugar terminamos, sino en lo que aprendimos como un grupo nuevo para la familia Cadillac y para la Serie IMSA. Estoy ansioso por volver a correr en Sebring en marzo”.

Rene Binder (Innsbruck, Austria): “Estuve arriba del Cadillac DPi-V.R durante bastante tiempo en el tramo final de la carrera, en varios momentos de bandera amarilla. Me sentí bien. Mantuve el auto a salvo bajo la lluvia. Me fui un poco afuera sólo una vez. Las condiciones del asfalto cambiaron bastante. Fueron buenas en un punto, pero luego empeoraron otra vez. Fue una carrera bastante loca durante el final. Fue divertido correr bajo la lluvia, ya que se sentía un poco como conducir sobre hielo, pero también era bastante peligroso. En general, disfruté mi primera vez en las 24 horas, definitivamente fue una nueva experiencia para mí, y espero poder hacerlo de nuevo. Quiero agradecer a Ricardo Juncos por darme esta oportunidad, no fue fácil para el equipo venir a Daytona con poca experiencia, pero todos hicieron un gran esfuerzo y todos aprendimos mucho durante el fin de semana”.

Kyle Kaiser (Santa Clara, California): “En general, esta fue una experiencia bastante salvaje. Pasaron muchas cosas a lo largo de la carrera. Creo que la experiencia personal y la experiencia que el equipo obtuvo de esto son súper valiosas. Obviamente que en la carrera tuvimos algunos problemas, pero todo puede suceder en una competencia que dura 24 horas. Cuando empezó a llover, muchos autos empezaron a caerse, pero pudimos quedarnos allí con nuestro Cadillac DPi-V.R y hacer algunas grandes vueltas. La pasé muy bien en esta carrera, fue mucho más de lo que esperaba. Realmente espero que podamos hacer alguna fecha más en el futuro con Juncos Racing e IMSA. Quiero agradecer a Juncos Racing por su arduo trabajo en los últimos meses, armando un programa de carrera en IMSA muy sólido y por Cadillac por el apoyo que brindan y los increíbles autos que manejamos”.