Después de haber clasificado en la séptima posición para las 24 Horas de Daytona en el Cadillac del Juncos Racing, Agustín Canapino cree que pueden pelear por romper el orden establecido. El piloto arrecifeño y la escudería que dirige Ricardo Juncos confirmaron la buena forma mostrada durante la previa de las 24 Horas de Daytona con una clasificación que los dejó como el tercer mejor Cadillac de la grilla, apenas a dos décimas del auto del Action Express, actual campeón de la serie americana, manejado por el ex Fórmula 1 Felipe Nasr, y a un margen similar del prototipo del Wayne Taylor Racing en el que correrá el bicampeón del mundo de Fórmula 1, Fernando Alonso.

Esto, en la primera participación del equipo de Juncos en el campeonato IMSA y en Daytona, y en el debut internacional del actual campeón del Turismo Carretera. “En el Roar estuvimos a medio segundo (del mejor de los Cadillac) y ahora estuvimos a dos décimas. Venimos progresando. En mi caso vengo aprendiendo en cada momento”, analizó Canapino en una entrevista a Motorsport.

“Podía ir un poco más rápido, pero estamos hilando fino, tratando de ganarle a los mejores de IMSA, a los mejores equipos y pilotos que hay en Estados Unidos. Creo que hicimos algo muy por encima de lo que podíamos esperar”, agregó Canapino, que no pierde los pies del piso, pero cree que están en posición de obtener un resultado destacado en las 24 Horas de Daytona, e incluso dar algunas sorpresas.

“Quiero felicitar enormemente a Ricardo Juncos. Es impresionante porque están por encima de lo que cualquiera puede esperar de un equipo nuevo. El séptimo puesto, muy por encima de otros equipos privados. Todos estamos asombrados por el trabajo del auto y del equipo. Queremos ver si podemos presionar a los oficiales, que si bien es utópico, es algo posible”, sostuvo el Titán.

Por otra parte, Canapino se refirió a la mentalidad con la que disputarán la competencia. “Nuestro objetivo es tratar de terminar la carrera. Ver la bandera a cuadros sería un éxito para todos, ver hasta donde se puede llegar, y por qué no soñar con un top cinco. Eso sería mucho más lejano de lo que se puede pretender, pero es una carrera muy larga donde todo puede pasar”, se esperanzó quien compartirá el auto con Kyle Kaiser, Rene Binder y Will Owen.

Respecto al cambio que sintió entre el Roar, los test de principios de mes, y esta segunda semana en Daytona, el arrecifeño indicó no ha parado de aprender con cada salida a pista y que todavía no llegó a su techo. “Estoy aprendiendo en cada salida a pista, tengo mucho por mejorar, por aprender. Esto es nuevo para mí, pero quedamos a dos décimas de Nasr, y a medio segundo de los Mazda que han marcado el camino desde el Roar. Yo me estoy acercando a los límites”, completó.

S.B

Compartir