Sam Bird, del equipo Virgin, saldrá desde el primer lugar este sábado en el ePrix de Marrakech, segunda fecha de la temporada 2018/19 de la Fórmula E, donde el argentino José María López clasificó en la 13° posición. El piloto británico había sido el más veloz en la fase de grupos de la sesión clasificatoria y ratificó su trabajo al marcar una vuelta de 1:17.489 a la hora de la Súper Pole para asegurarse la mejor posición de la grilla en Marruecos y su quinta pole en la categoría, la primera desde Nueva York 2016.

Jean-Éric Vergne, campeón reinante de la categoría, acompañará a Bird en la primera fila luego de quedarse a 46 milésimas de la pole, mientras que António Félix da Costa fue tercero, a 0s137 de la punta, aunque luego fue sancionado con tres posiciones por utilizar más potencia de la autorizada en su vuelta de salida. De esta manera, Sébastien Buemi avanzó al tercer lugar, delante de Alexander Sims, debutante esta temporada y quien había sorprendido en la fase de grupos de la clasificación al ubicarse tercero.

Mitch Evans arrancó muy bien la jornada al ser el más rápido en los entrenamientos pero quedó sexto y último entre quienes accedieron a la Súper Pole al bloquear sus neumáticos y sufrir una pasada de largo con su Jaguar, perdiendo cualquier opción de marcar un tiempo competitivo. Sin embargo, la sanción a da Costa le permitió avanzar una posición y salir quinto, por delante del portugués.

Una muy buena labor cumplió Pascal Wehrlein, que en su debut en la Fórmula E tras ausentarse en la fecha inicial alcanzó el séptimo mejor tiempo para Mahindra. Robin Frijns clasificó en la octava posición, delante de Nelson Piquet Jr. y de Jerome d’Ambrosio, completando los diez primeros puestos.

Por su parte, Pechito López se ubicó 13° con una mejor vuelta de 1:18.612 que lo dejó a medio segundo de ingresar a la Súper Pole.

S.B

Compartir