Sébastien Loeb no cede en su intento por conseguir la victoria de la categoría de autos y, aunque su diferencia ante el qatarí Nasser Al-Attiyah es bastante amplia, el nueve veces campeón del WRC se adjudicó su segunda etapa especial al vencer en el quinto tramo, justo antes del día de descanso del Rally Dakar 2019.

La etapa inició con un ataque de Carlos Sainz, quien ya sin opciones, tomó el primer puesto del tramo en el CP1, con una ventaja de 35 segundos sobre el francés Stéphane Peterhansel, seguido por Joan Roma a un minuto, mientras que el líder de la general mantenía una diferencia de 1m52s. El Matador se mantuvo al frente después de los primeros 100 kilómetros, pero con un cambio en el orden con Loeb avanzando a la segunda posición a 12 segundos, con Peterhansel reduciendo la diferencia ante el español a sólo 20 segundos seguido por Al-Attiyah a 47s.

Pero Loeb tomó la punta aprovechando que las fuertes dunas quedaban detrás, sacando su talento en caminos más planos para pasar el CP2 en el primer puesto con 31 segundos por delante de Sainz; con Stephane Peterhansel y Nasser Al-Attiyah dejando que escapara y asumiendo una posición de perder el menor tiempo posible.

Con 227 kilómetros de recorrido, Loeb metió siete minutos de ventaja sobre los dos contendientes por el triunfo.

Para Carlos Sainz la suerte sigue sin estar de su lado, y tras tener dificultades en el km 200 perdió 33 minutos respecto a Loeb.

La mala suerte también se contagió a Peterhansel quien se quedó detenido por más de cinco minutos en el kilómetro 478.

En la parte final, Loeb mantuvo su paso hasta lograr una diferencia de 10m22s sobre Al-Attiyah en la etapa, seguido por Nani Roma, Stephane Peterhansel y el polaco Jakub Pzygonski.

En la general, Nasser aumentó su ventaja respecto a Peterhansel a 24m22s, con Nani Roma colocándose a 10 minutos del máximo ganador del Dakar.

S.B

Compartir