Distintos pilotos siguen encaminado el rumbo pensando en 2019 y uno de ellos es Favio Grinovero, que supo atravesar un exitoso 2018 en el que se hizo de una victoria sumado a otros grandes desempeños que lo dejaron entre los diez protagonistas principales del campeonato y que le permitieron consolidarse entre los referentes de la Clase 2 del Turismo Pista.

Pensando en lo que viene, el desafío se renueva y se hace más sólido aún para el piloto de Paraná, que se inclinó por la continuidad dentro de la divisional intermedia con el Chevrolet Corsa que venía utilizando, con la novedad de comenzar a trabajar junto con Carlos Piaggentini, quien comenzará a ocuparse de la atención del auto cerrando de esta forma el vínculo en excelentes términos con el WCR. Por su parte, los motores continuarán a cargo de Juan José Cassou.

Con este cambio de estructura, las metas siguen latentes para el entrerriano, quien se prepara para cumplir con el campeonato sabiendo que la única meta es la de pelear el título de manera firme y poder surgir entre los candidatos a la corona, sintiendo que ya está apto para ello luego de dos temporadas dentro de la categoría.

«Cerramos una etapa positiva junto al WCR y optaremos a partir de este año por la atención de Carlos Piaggentini, titular del Edi-Car Racing y continuaremos trabajando con Juan José Cassou en los motores del Corsa. Optamos por la continuidad dentro de la Clase 2 tratando de pelear el campeonato desde el comienzo y buscar concretarlo. Ahora que ya tenemos todo encaminado trataré de afianzar el aspecto presupuestaria y comenzar a pensar en la primera fecha», explicó Grinovero al respecto.

S.B