Pablo Quintanilla finalizó segundo en la tercera etapa del Dakar 2019, a solamente 15 segundos del ganador del día, Xavier de Soultrait, y pasó al frente en el clasificador general de las Motos, seguido de Kevin Benavides. El piloto chileno, de Husqvarna, aprovechó el abandono de Joan Barreda, quien era el líder, y los retrasos de Matthias Walkner y Ricky Brabec para pasar a comandar el Dakar al cabo de tres jornadas.

Quintanilla completó la prueba especial de 331 kilómetros de este miércoles en 4h07m57s, finalizando a tan solo 15 segundos de De Soultrait, quien tomó la delantera a partir del tercer control de paso y se mantuvo adelante hasta el final.

Detrás de Quintanilla y De Soultrait se ubicó el argentino Benavides, que después de dos jornadas que se tomó con calma comenzó a ir al ataque para avanzar en la carrera. El salteño, en el día de su 30° cumpleaños, cruzó la meta a 2m37s de la punta en una jornada donde fue recortando terreno sobre De Soultrait hasta ubicarse a cinco segundos en el CP8, el último del día, pero cedió tiempo en la última parte de la especial.

Adrian van Beveren, de Yamaha, finalizó la tercera etapa en la cuarta posición, delante de Sam Sunderland y Paulo Gonçalves. Stefan Svitko se ubicó séptimo, seguido de Oriol Mena, Toby Price y Lorenzo Santolino, quien completó las diez primeras ubicaciones.

Brabec había comenzado liderando la prueba especial hasta que se perdió y cedió más de 20 minutos, terminando en la 12° posición, un lugar por delante de Walkner, ganador de la etapa del martes.

En la clasificación general de la carrera, Quintanilla suma 8h34m28s y aventaja a Benavides por 11m23s, mientras que Sunderland es tercero, a 12m12s.

S.B

Compartir